Yacimientos Arqueológicos
Municipio de Trujillo Alto
Logo de gobierno.pr
  Tamaño Fuentes  Letra pequeña Letra Medina Letra grande 
Sobre Trujillo Alto | Historia | Yacimientos Arquelógicos | Yacimientos Arqueológicos



Herramientas
Imprimir página(Print page) Imprimir página
Enviar página (Send page) Enviar Página
Contáctenos (Contact us) Contáctenos
Descargar Adobe Acrobat (Download Adobe Acrobat Reader) Visualizador de PDF

Yacimientos Arqueológicos

La primera información arqueológica relacionada con el Municipio de Trujillo Alto es correspondiente al arqueólogo norteamericano Samuel K. Lothrop quien a principio de siglo realizó un inventario de algunos de los sitios arqueológicos de la Isla y entre los sitios identificados se encuentra la referencia de una plaza de juego de pelota en el sitio conocido como la Sabana del Barrio Quebrada Grande.  Sin embargo la información arqueológica más importante del Municipio consiste en la identificación de un nuevo estilo cerámico que por haberse encontrado en el yacimiento cabecera del Barrio Cuevas fue bautizado como “cuevas” a este estilo que identifica un tipo de cerámico pintada de blanco sobre rojo y que caracteriza a este estilo de la cultura Saladoide en su fase final.  

El sitio de Cuevas fue excavado por el arqueólogo Irving Rouse de la Universidad de Yale en el año 1936, como parte de los estudios que estaban realizando en nuestra sla una serie de instituciones norteamericanas auspiciadas por la New York Academy of Sciences.  El sitio de Cuevas esta situado en el barrio del mismo nombre a un kilómetro más o menos del centro de la población y formaba parte de la finca Matienzo de la Central Victoria.  

El sitio fue descubierto por obreros mientras se construía parte del sistema de vías férreas de la Central.  Los ingenieros que trabajaban en la obra le informaron al licenciado Benigno Fernández García, una coleccionista de piezas arqueológicas del país sobre el hallazgo y este se lo informó al señor Rouse, quien visitó el sitio el 26 de agosto de 1936 y en los tres días siguientes se hicieron excavaciones de pozos de prueba (Rouse 1952: 413).  El sitio volvió a ser excavado por Rouse y Ricardo Alegría a principios de la década de los 50.  En los 70 también excavo en el sitio el arqueólogo Luis A. Chanlatte Balk de la Universidad de Puerto Rico.  Los materiales aún se conservan en dicha universidad.

Cemí
Cemí

En la actualidad el sitio Cuevas fue impactado por la construcción y desarrollo de empresas industriales.  Según se desprende del inventario realizado en el año 1979, por el arqueólogo Miguel Rodríguez el sitio presentaba materiales cerámicos Saladoides Tardíos y Ostionoides, el sitio se encuentra en una planicie aluvial al norte del Río Grande de Loíza, a la altura del pueblo de Trujillo Alto. Para el año 1979 el sitio se encontraba completamente nivelado artificialmente y se construyó una fábrica sobre parte del mismo (Rodríguez-1979).

Otro de los sitios arqueológicos en el territorio del municipio son los de Cuevas II. Este consiste de una serie de bateyes o juegos de pelota ubicados en el Sector Matienzo en terrenos de la Familia Iturregui. En el pasado algunos de los monolitos de las plazas tenían petroglifos. En el sitio había una serie de montículos que fueron aplanados. En el año 1979 el sitio se encontraba baldío cubierto de vegetación de zarzas espinosas y comentaba el arqueólogo Rodríguez, “ya todas las estructuras de las plazas fueron alteradas o destruidas por la maquinaria industrial y parte del yacimiento fue sepultado bajo unos dos metros de relleno”.  Según el estudio en la superficie eran evidentes, conchas, cerámica, lítica, petroglifos y huesos. Un informe sobre este sitio fue hecho por el propio arqueólogo en el año 1978. 

También, hay otro sitio arqueológico en el Sector Sabana arriba del Barrio Sabana entre los municipios de Trujillo Alto y Gurabo. En el sitio existe una plaza de juego de pelota  con su calzada de piedras al extremo sur del mismo. Algunos de los monolitos de la plaza tienen petroglifos, mientras que otros fueron removidos. La plaza esta sobre una planicie de la cadena de montañas conocidas como Cuchilla de Hato Nuevo y en la propiedad de la familia Medina.  A este sitio es que se refiere el arqueólogo Samuel K. Lothrop en su inventario de sitios arqueológicos de nuestra isla realizado a principios del siglo.  

Vasija de Barro
Vasija de Barro

Además, de los anteriores sitios mencionados hay otro dentro del cauce del Río Grande de Loíza consistentes en una serie de petroglifos en una roca en la represa Carraízo ambos petroglifos son antropomorfos.

La presencia de varios yacimientos arqueológicos localizados en Barrio Cuevas, Carraízo y Sabana indica la sensibilidad arqueológica de la región trujillana.  La evidencia arqueológica indica que esta región de la isla ha sido ocupada de forma consecutiva durante los pasados mil setecientos años.  Este periodo abarca parte de la prehistoria de la isla, a partir del periodo Saladoide Tardio, el periodo colonial español y colonial norteamericano.

Información provista por la Sra. Elba Lugo del Departamento de Desarrollo Cultural del Municipio de Trujillo Alto.

Máscara en higüera

Réplica de una "güaisa" (máscara) labrada en higüera de calabazo

Revisado el 2/8/2013

 
 Oficina de Gerencia y Presupuesto Estado Libre Asociado de Puerto Rico © 2014
Accesible Conforme a la Ley Núm. 229 de 2003